Los consumos industriales representan el 20 % del consumo total de gas natural y una tercera parte de la demanda del sector no regulado. Por ende, para formular políticas tendientes al abastecimiento del combustible, la dinamización del mercado y el fortalecimiento del consumo, es fundamental comprender cómo opera este segmento de la demanda.

Con este documento, CONCENTRA, Inteligencia en Energía, analiza la tendencia del consumo de gas natural de la industria entre 2009 y 2018. Encontramos que, en este período de tiempo, el total de la industria ha incrementado su demanda del combustible. No obstante, coexisten dos fenómenos: por un lado, la industria manufacturera mantiene constantes sus consumos a pesar de que su producción ha crecido por encima del promedio latinoamericano. Por otro lado, la industria extractiva (es decir, productora de minerales metálicos e hidrocarburos) ha incrementado la demanda de gas natural en la última década.

Al interior de cada tipo de industria, además, se registran dinámicas distintivas de cada proceso de producción: respecto a las industrias manufactureras, los últimos diez años han estado marcados por una caída en la demanda de gas de la industria cementera y química, mientras que la producción de papel y alimentos y bebidas gana mayor importancia en el agregado nacional. En las industrias extractivas, por su parte, se evidencia una correlación importante entre las exportaciones tradicionales y la demanda de gas natural.

Esperamos que este diagnóstico sea el primer paso para formular iniciativas privadas y públicas que permitan profundizar el uso del gas natural en este sector, y a la vez, promover la competitividad de sus consumidores.